Sin categoría

Resoluciones, canciones y conclusiones

Hola! Feliz año a todas! Como van con su vuelta a la rutina? es pesado regresar al corre corre después de la tranquilidad de vacaciones no?  y que tal van con sus resoluciones? Me encantaría que me contaran cuáles son las suyas este año.  Varias veces hemos hablado aquí en el blog de como la maternidad nos ha cambiado la vida, por ejemplo cuando te vuelves mamá cambias hasta tu forma de vestir pues ahora prefieres unos flats, a los tacones; pues las resoluciones no son la excepción.  Antes de ser mamá seguro soñabas con ahorrar para poder viajar a algún lugar exótico o tomar algún curso que te ayudara con tu crecimiento profesional.  Ahora puede ser que tus resoluciones sean algo más parecido a: este año seré más paciente con los niños, les dedicare más tiempo de calidad, o intentare que todos comamos más sanos.  Sea cual sea tu resolución, muy probablemente, no sea algo para tu beneficio personal, sino para el bien de tus hijos o familia, y eso está muy bien, pero se vale también pensar en nuestro crecimiento personal.  Todos tenemos un sueño y si, ser madre es un sueño hecho realidad, pero dejando nuestro lado mamá aparte, tu, con que sueñas? Te gustaría aprender a bailar, a pintar, a tocar algún instrumento?, o quizás aprender algún nuevo idioma?  Todos tenemos un sueño!  así como tu hija quizás sueña con ser bailarina y la llevas a clase de ballet, o tu hijo con ser futbolista y lo llevas a sus prácticas de soccer, con que sueñas tu? y que estas haciendo para poder lograrlo?

Si, ser ama de casa consume mucho de nuestro tiempo, pero la falta de tiempo no puede ser un pretexto.  Piensa en Leonardo da Vinci, fue pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo,​ artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista, fue todo eso y fue excelente en todo eso que hizo.  No solo pintaba, pintaba obras maestras.  No fue anatomista porque aprendía lo que leía en los libros, no! el escribió libros de anatomía con los descubrimientos que hacía con cuerpos que el mismo analizaba.  Así que a la otra que se te ocurra pensar, me gustaría poder hacer esto pero no tengo tiempo, solo piensa que si Leonardo tuvo tiempo para hacer todo eso con excelencia, nosotros fácilmente podremos aprender una nueva habilidad.  El problema entre Leonardo da Vinci y nosotras, es que nosotras tenemos demasiadas distracciones, y pues el no perdía el tiempo leyendo infinidad de mensajes de whatsapp, levantando el dedito para bajar y bajar en su historial de Instagram o Facebook o probando las nuevas máscaras de Snapchat.  Quizás si aprovechamos mejor nuestro tiempo nos dariamos cuenta que si tenemos el suficiente como para invertirlo en algo productivo.

Irónicamente, la desventaja que tenemos con Leonardo, el internet, es también la mayor herramienta con la que contamos en estos tiempos, pues como ya vimos, mal implementado nos consume mucho tiempo, pero sabiéndolo aprovechar, podemos aprender lo que queramos por medio de tutoriales de Youtube.  LO QUE QUIERAS!

Te cuento que  este año me propuse poder lograr uno de mis sueños, aprender a tocar el Ukulele, si! Jaja quienes me conocen seguro están pensando que como es posible que quiera hacer eso si soy cero musical, y si! no soy nada musical, pero creo que es porque nunca he tomado ninguna clase de música.  La música de ukulele me encanta, y me gustaría mucho poder aprender a tocarle a mi niña canciones con él.

ukulele 1

Quizás después de pagar clases de ballet, pintura y deporte para los niños, ya no tengamos mucho presupuesto para nosotras, si si pues que padre, aprovecha para tu también tomar clases, y si no, busca tutoriales en youtube totalmente gratis.  Yo así estoy aprendiendo a tocar el ukulele, ya les contare cuando aprenda mis primeras canciones.

También entre a clases de spinning, primero por salud y segundo, para no solo quejarme de cómo me quedan los pantalones.  No se vale solo quejarnos, mejor hay que ocuparnos, y de lo que no se pueda hacer nada pues aceptarlo, esa es mi filosofía este año.

Hoy empecé el día con la pequeña preguntándome con demasiada emoción: hoy empiezan mis clases de ballet?! Cuando le dije que sí, dio un grito de emoción.  Regresando de la escuela cada 5 minutos me preguntaba si ya era hora de ir al ballet, y cuando por fin llegó la hora no cabía de la alegría.  Mi deseo para ti este año es que encuentres algo que te de la misma emoción que le da el ballet a una pequeñita de 4 años que ama el baile, y que lo hagas con la misma pasión y alegría.  Te deseo un muy feliz año,  lleno de mucho aprendizaje y crecimiento personal!