Sin categoría

Lo que me dejó la misa de hoy: no criemos al bully del salón.

Para los que me leen fuera de Sonora, les cuento que es el estado que colinda con Arizona, Estados Unidos, por eso los sonorenses aprovechamos la cercanía con el país vecino para venir a darnos una vuelta de vez en cuando. Este fin de semana venimos a Tucson, y ahorita ya vamos de regreso, pero antes pasamos a misa. Me dio mucho gusto ver la iglesia llena, se dice mucho que la fe se está perdiendo, que ya nadie va a misa en este país, pero al ver a esa congregación tan grande reunida para celebrar misa recordé esta frase de Facundo Cabral:

Los buenos somos mayoría, pero no se nota, porque las cosas buenas son humildes y silenciosas -una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba, hay millones de caricias que construyen la vida.”

Imágenes como las de esa iglesia llena no salen en los noticieros. Lo que si es noticia son los acontecimientos tan lamentables que han ocurrido últimamente como las balaceras masivas donde tantas personas han perdido la vida. Y sobre esos trágicos hechos hablo el padre justo antes de que terminara la misa. Nos leyó una moraleja sobre un gurú que le preguntó a sus discípulos cómo podían saber si era de noche o de día. Un discípulo contestó que de día era cuando podía distinguir a lo lejos entre una vaca de un caballo, o un árbol de limón, de uno de naranjas. Pero el gurú le contestó que no, que no importaba si hubiera luz de sol o de luna, si al verle la cara a los demás no reconocíamos en ellos a nuestra hermana o hermano, siempre será de noche.

Me gusto mucho esta moraleja, que aplica tanto en estos tiempos de tanta intolerancia donde se discrimina, se rechaza a quienes tienen diferente raza o credo. Como dijo el gurú, vivamos en la luz, veamos a los demás como nuestros hermanos, nuestros semejantes y será hasta entonces donde viviremos en paz.

Y como este es un blog de maternidad no puedo evitar dirigir todo lo que me dejo el padre con nuestro trabajo de crianza. Todo se aprende, todo, las cosas buenas, pero también las malas. Un niño no nace racista, se hace con el ejemplo que ve en casa. Un niño no nace con un manual de buenos modales y civismo, eso lo aprenden de nosotros, por qué les enseñamos, pero sobre todo porque lo ven. Ven como no se debe tirar basura en la calle porque nosotras no lo hacemos, como se debe de respetar a los demás porque ven como nosotros respetamos (las señales de tránsito, a los adultos mayores, a la naturaleza etc). Enseñémosles a nuestros niños a ver en los demás a sus hermanos, a verlos como sus semejantes para que crezcan con empatía, y que nunca sean el “bully” del salón.

Al salir de misa nos detuvimos ante esta vista tan bonita del desierto.

Feliz domingo!

Sin categoría

Antes de que nos llegue el “nido vacío” #Blogtober día 29

IMG_1453

Hace unos días fuimos a tomar un café, y una amiga nos contaba que al pasar por su casa donde vivía antes, su mente se llenó de recuerdos de la infancia de sus niños, extraño aquella cocina donde los niños sentaditos en sus pijamas de personajes esperaban a que les sirviera la cena, aquel jardín donde decoraba para halloween y ponía inflables en navidad, el cuarto donde su niña jugaba con sus muñecas, y el de su niño, donde jugaba con sus carritos.  Y ahora que son adolescentes, y aunque oficialmente todavía no vuelan de casa, pero pasan la mayor parte del día fuera, dice que empieza a sentir “el nido vacío”, y nos dijo, “ustedes que todavía tienen niños chiquitos, disfrútense esos momentos con ellos tomando chocomilk en pijamas, decorando para días festivos, ahora que todavía se emocionan con esas cosas, gócense cada momento porque vuela el tiempo”.

Me gustó mucho su consejo y lo quiero compartir contigo mami de niños pequeños, que al final del día terminas agotada, y los apuras durante la cena para que ya se vayan a dormir.  A ti que por darles gusto, decoras la casa para los días festivos, aunque sea todo un caos.  A ti que te sientes agotada, estresada, no es fácil criar niños pequeños, pero eso que nos causa mayor estrés y cansancio, será lo que más extrañaremos cuando ya no los tengamos en casa, así disfrutemos estos momentos, gocémoslos, porque pasaran.  Ya tendremos tiempo de descansar, y recordar con mucho amor y nostalgia estos caóticos días.

 

Sin categoría

El libro de las frases de tu hijo. #Blogtober día 16

Desde que llego la pequeña me he gozado cada etapa, desde el embarazo, donde disfrutamos su fiestecita de revelación de genero.

SONY DSC

Y cuando me tomaba foto cada mes para poder ver la evolución del embarazo. Seguía su crecimiento en Baby Center, desde que me comparaba su tamaño con una fruta cuando la llevaba en mi vientre, hasta que me dejo de decir los avances de mi bebe, por decirme “tu niña dará sus primeros pasos”.  Me acuerdo  perfecto de esa ves que Baby Center dejo de llamarla bebe, y empezó a llamarla niña.  Pero lamentablemente hay muchas otras cosas que no recuerdo.  Cositas cotidianas del día a día, pequeñas ocurrencias o frases chisosas que me sacaron carcajadas.

IMG_0851

Foto Ery Loo

Nadie recibe más consejos sin ser solicitados que una mamá primeriza en sus primeros días de mamá, “duerme mientras él bebe duerme” creo que es el consejo más común, pero el mayor mito de todos, es imposible dormir cuando él bebe duerme!, si es cuando duerme que tienes que aprovechar para bañarte, darte una arregladita y sacar todos tus pendientes.

Pero claro que hay de todo, consejos que ni al caso, pero también otros muy buenos.  Mi mamá siempre que le contaba alguna gracia u ocurrencia que hacia mi pequeña, me  decía “apúntalos! se te van a olvidar” me parecía muy buena idea, pero por el acelere con el que vivo, nunca me di el tiempo, y aunque claro que hay momentos que recuerdo, también hay varias cosas graciosas que dijo que he olvidado.

Así que si eres mamá primeriza, ya sé, ya sé, no quieres otro consejo más, pero créeme, este te lo doy porque es lo único que haría distinto si tuviera que volver el tiempo atrás.  Haría todo igual, festejar con la familia cuando supimos que era niña, estimularle sus pies descalzos de bebe con frijolitos, todo igualito con una excepción, solo seguiría aquel consejo que me dio mi mamá. Apuntaría en un libro sus puntadas chistosas y sus ocurrencias.  Y sabes que existe un libro para que las apuntes?

41DY6CcIheL._SX355_BO1,204,203,200_

My Quotable Kid: A Parents’ Journal of Unforgettable Quotes

Con este libro apuntar sus gracias será más sencillo y es una manera muy bonita de preservar esos recuerdos tan especiales a través del tiempo.

Sin categoría

Hoy que se celebra el día de la niña, te quiero decir hija mía… #Blogtober día 11

IMG_0989

Foto Ery Loo

Hoy que es día de la niña te quiero decir hija mía que cuando eras una bebita, te prometí que  te iba a apoyar con lo  que decidieras ser cuando fueras grande.  Con grande me imaginaba a una jovencita universitaria, no a una niña de 5 años.  Pero a tu corta edad, me has enseñado que no tienes que tener cierta cantidad de años para tener metas y sueños.  Así que tuve que cumplir mi promesa de apoyarte  antes de lo esperado.  Cuando jugabas a hablar con tus amiguitos en tu canal imaginario de Youtube, me di cuenta que no ibas a ser una comunicóloga, sino que ya lo eras, así que, aunque no tenía ni idea, aprendí edición para  poder ayudarte con tus vídeos.  Me dijiste con una determinación admirable, que serias una gran gimnasta, por eso con gusto te llevo y te recojo a tus clases de gimnasia.  Y también que llegarías a ser una famosa pastelera, y aunque se haga un cochinero en la cocina cuando no alcanzas a meter toda la taza de harina dentro del tazón, y se te van pedacitos de cascaron al romper el huevo, de todas formas te dejo que lo intentes, porque admiro tu ánimo y determinación con que haces todo.  Ningún conferencista motivacional me ha animado tanto como tu cuando me dices ” tu puedes mamá” “que bonita eres mami” o “eres la mejor cocinera”.

Solo te pido mi niña, que ese ánimo y esa determinación, con lo que haces todo, no desaparezcan, sino al contrario, espero que sigan creciendo junto contigo.

Escribo esto hoy que es día de la niña, no es una festividad, sino un día para reconocer sus derechos, y re confirmarles que con determinación pueden llegar a ser lo que se propongan.

Esta carta llegara a mi hija cuando cumpla 18 años gracias a www.futureme.org para que recuerde su fortaleza que tiene desde niña y se anime a continuar luchando por alcanzar sus sueños con determinación.

Quizás te interese también leer Con tantas festividades, porque hablar del día de la niña? por… #Blogtober día 11

 

Sin categoría

Cuídate mamá! #Blogtober día 8

PATY BECERRIL

Foto: Ery Loo / Maquillaje: Connie de Clarissa Chavez Make Up

La sonrisa en esta foto representa la felicidad que me ha hecho sentir la maternidad, pero la verdad es que el ser mamá no solo es alegrías.  Cuando eres mamá amas sin medida, pero también te preocupas, te enojas, te estresas y te agotas sin medida. Por eso tienes que cuidarte!

Una de las cosas que más disfruto de este espacio es que me ha permitido conocer a mujeres maravillosa, mamás de diferentes lugares, edades, culturas, y a pesar de las diferencias todas tienen algo en común: aman a sus hijos inmensamente, piensan que son lo mejor que les ha pasado en la vida, pero también confiesan que la maternidad es el trabajo más  difícil y agotador. Clarooo! no es nada fácil! cuando están bebes, porque dependen completamente de ti, y cuando están más grandecitos porque hay que educarlos y educar no es tarea fácil.

Me acuerdo que antes de casarme una prima fue a llevarme a casa de mis papas un regalo de boda, en el asiento de atrás de su carro iban sus tres preciosos hijos sentaditos, y al ver como saludaban todos muy educaditos y sonrientes, le dije a mi prima, se ven súper lindos niños, y mi prima me contesto, solo espero que no me digas como me dijo una amiga: que lindos te salieron tus niños, salieron?! no salen! los haces! Y ahora que soy mamá le doy toda la razón!, pues atrás de un niño educadito hay una mamá que tuvo que repetir una infinidad de veces, se dice por favor, gracias, con permiso, pero sobre todo una mamá que se atrevió a decir muchas veces: No.  Y me refiero a que se atrevió, porque muchas mamás no se atreven a decir un no, porque el si es más fácil: Lo dejo que use el celular en la mesa, porque si le digo que no me hace tremendo berrinche! Anoche no dormí nada porque se volvió a pasar a nuestra cama y se movió toda la noche, no le quise decir que no para que no llore; otra vez solo comió quesadilla porque no quiso lo que había de comer. No! Se vale decir no, si, es mucho más difícil decir no, que un si para evitar el berrinche, pero a la larga es mucho más fácil decir que no un par de veces, aunque llore, aunque patalee, pero los niños son muy inteligentes y aprenden rápido.  Educar agota, pero vale la pena!

Ser mamá no es fácil, por eso tienes que cuidarte! Si estas agotada, descansa, si estas con el cuello contracturado porque estuviste preocupada cuando se enfermó el niño, escápate a dar un masaje; si te sientes estresada porque tu hijo está pasando una racha rebeldosa, sal con tus amigas a tomar un café y piensa, aunque sea por un rato en otra cosa que no sea eso.  O también busca ayuda con una psicóloga infantil que te aconseje cómo manejar  esas situaciones que te preocupan.

Hay algunas mamás que me han dicho, es que no puedo escaparme, no puedo tomar tiempo para mí porque mi familia me necesita, y es precisamente por eso que debes darte el tiempo, tienes que cuidarte, porque tu familia te necesita, pero te necesita bien.  El cuerpo es muy sabio y cuando abusas de él, se te bajan las defensas y te enfermas, pues solo con una enfermedad puedes guardar el reposo que necesitas.  Por eso no esperes a llegar a ese extremo, cuídate para estar bien.  Podemos perder mucho tiempo en cosas como el celular, si lo dejas a un lado te sorprenderas del tiempo que te quita. Has el esfuerso para despertarte un poco más temprano para  que puedas hacer ejercicio, organízate para que puedas tener tiempo para hacer algo que te guste y te haga feliz.  Trabaja en una rutina de noche con tus niños, para que duerman en su cuarto y puedas dormir tranquila, el sueño es vital! Date tiempo para arreglarte, si te ves bien te sientes bien. Y al igual que consientes a toda tu familia, consiéntete tu también!

Te recomiendo estos productos consiente mamá:

img_8515

Los jabones de Lindeza  para un baño relajante.

Los aceites esenciales de Young Living, especialmente lavanda.

 

81jRtTaTV8L._SL1500_

Un masaje a tus  pies con esta crema relajante para pies 

51bL-SAQruL

Mascarilla de colágeno para contorno de ojos 

81a6aeHIGmL._SL1500_

Traditional Medicinals, Té Orgánico Manzanilla Con Lavanda

Sin categoría

“Wonder” una película que tienes que ver #Blogtober día 7

Wonder-660x330

Feliz domingo! Hoy es un buen día para ver una buena película, y si no la has visto, te recomiendo que veas “Wonder” una película basada en el libro best seller  del mismo nombre.  Cuenta la historia de Auggie un niño que nació con una enfermedad facial llamada dystosis  mandibulofacial.  Por su enfermedad Auggie nunca había ido a la escuela, su mamá le enseñaba en casa.  Pero en quinto año entra por primera vez a una escuela pública.  Es una historia hermosa de valentía, nos hace ver la importancia de aceptar nuestras diferencias y ser compasivos.

1-1

Es una historia para toda la familia, pero como mamá nos deja mucho.  Es imposible no identificarse con Julia Roberts, sientes su miedo al dejar ir a su hijo sabiendo que se exponía a la burla y al rechazo, su dolor cuando ve que sufre y  el gran amor con el que lo apoya, consuela y anima.  También me gusta que en esta película se puede ver como nuestro trabajo como madres se refleja en nuestros hijos, no es casualidad que el niño bully tuviera como madre a una mujer fría y sin compasión, mientras que el único niño del salón que  se animó a conocer a Auggie, y al hacerlo conoció a su mejor amigo,  tenía una mamá que le enseño a aceptar la diferencia de los demás.

Te comparto algunas de las frases de la película que más me gustaron:

“Cuando puedas elegir entre tener la razón o ser amable, elige ser amable.”

“¿No es esa la pregunta que deberíamos hacernos a todas horas? ¿Qué clase de persona soy?”

“Valor. Amabilidad. Amistad. Carácter. Estas son las cualidades que nos definen como seres humanos y nos llevan, a veces, a la grandeza.”

“Mis padres tampoco me ven como alguien normal. Para ellos soy alguien extraordinario.”

“como seres humanos, llevamos dentro no solo la capacidad para ser amables, sino la elección de poder ser amables. ”

“No intentes pasar desapercibido cuando has nacido para destacar”

«No eres feo y quien se preocupe por conocerte lo descubrirá»

“Auggie no puede cambiar como se ve, pero quizás nosotros si podemos cambiar como vemos”

 

Sin categoría

No necesitas saber historia para ir al cielo (Llevemos a los niños a catecismo) #Blogtober día 5

IMG_1958Estudie la preparatoria en un internado en Indiana EU, me gustaban todas mis clases menos Historia de Estados Unidos, porque en la primaria había aprendido sobre Miguel Hidalgo, pero nada sobre Thomas Jefferson, sabía que la revolución mexicana había iniciado el 20 de noviembre de 1910, pero no tenía ni idea de cuando había empezado la guerra civil americana, ni conocía a Rosa Parks pues nunca había oído hablar sobre el apartheid.  Total de que al confundirme con tantos nombres, fechas y lugares nuevos, mis calificaciones en esa materia iban muy mal.

En el internado cada alumna tenía asignada a una monjta del convento como consejera que nos mandaban llamar cuando entregaban las calificaciones.  Un fin de semana largo, mis papas fueron a visitarme y la monjita que era mi consejera los quería conocer.  Hablaron de varias cosas, hasta que llegaron al tema indeseable, mis calificaciones.  Al ver la cara de mortificación de mi mamá cuando se enteró que iba muy mal en historia, la monjita le dijo: pero porque se preocupa? Tranquila, su hija no necesita saber de historia para ir al cielo.  Esas palabras y la forma tan serena como las dijo, hicieron que mi mamá cambiara su cara de angustia por una sonrisa.

Han pasado varios años desde entonces pero sigo teniendo muy presente sus palabras, claro que tuve que pasar la clase de historia para graduarme, pero ahora que soy mamá entiendo aún mejor lo que quiso decir.  Muchas veces nos clavamos en rollos como los académicos, nos preocupamos por que los hijos sean excelentes estudiantes, deportistas, pianistas, etc, y entre tanto acelere, competitividad y perfeccionismo, podemos olvidarnos de nuestra misión más importante como padres, que es ayudar a nuestros hijos a llegar al cielo.  Está muy bien que los apoyemos con clases especiales para que mejoren su nivel académico, o que los llevemos a clase de mandarín para que tengan mayores oportunidades laborales en el futuro, pero no olvidemos que también debemos hacerlos crecer en el aspecto espiritual.  Casi todas las iglesias tienen los sábados en la mañana clases de catecismo para niños, puedes pasar a las oficinas de tu parroquia a preguntar, si ellos tienen, o si te pueden orientar para conocer cuál sería la parroquia más cercana donde pudieras llevarlos.

Quizá algún sábado te de flojera porque ya los chofereaste durante toda la semana a cuanta clase existe, pero vale la pena el esfuerzo!  Para que aprendan de su religión y que se fortalezcan en la fe.  En todos estos años desde que salí de la escuela nunca he necesitado el binomio cuadrado perfecto, ni tampoco los elementos de la tabla periódica que me hicieron memorizar, pero muy seguido necesito del consejo y consuelo que he encontrado solo en Dios, por eso quiero que mi hija Lo conozca y aprenda a hablar con El por medio de la oración.  Por eso me gusta llevarla a catecismo, te animo a que lleves a tus niños también!

PD una recomendación, una amiga vende estas biblias para niños, está hermosa, mándame un mensajito si te interesa para ponerte en contacto con ella.