Turisteando en mi estado: Visita al Centro Ecológico y La Burbuja Museo del Niño.

Los sonorenses no tenemos cuatro estaciones, tenemos época de frio frio, y calorón, así que los pocos días con temperatura agusto como los que tenemos ahora en marzo debemos aprovecharlos! Por eso mi recomendación es que no dejen de visitar en Hermosillo, un lugar que disfrutara toda la familia: El Centro Ecológico.

img_1998-1

Creo que a los niños más grandecitos, en primaria, las escuelas los llevan ahí de paseo.  Pero los que tenemos niños en edad preescolar, no tienen por qué perderse la oportunidad de ver e interactuar de cerca con los animalitos que tanto les gustan.  Es un paseo recreativo y aprendizaje al mismo tiempo.

img_1980-1

Recomiendo este paseo antes de los calurosos días de verano porque tienes que caminar bastante, entre veredas donde puedes apreciar la belleza de la flora desértica.

img_2019

Es un zoológico muy bonito, completo y bien cuidado donde puedes ver gran variedad de animales, pero lo que más disfrutamos fue el safari, porque ahí puedes apreciar más de cerca animales como zebras, jirafas, antílopes, avestruces, llamas, etc.  Al entrar al safari por 10 pesos puedes comprar un vaso con zanahorias para ofrecerle a los animales durante el recorrido.

img_2045-1

Al salir del safari, hay una zona de animales de granja, donde los chiquitos también pueden acariciar y observar de cerca animalitos como ponis, borreguitos y vaquitas.

img_2079-1

A pesar de que las temperaturas todavía no son muy altas, aun así te recomiendo llevar sombreros, bloqueador y agua porque si caminaran bastante bajo el sol.

img_2075-1

Puedes hacer todo el recorrido del Centro Ecológico en medio día.  Si quieren continuar el resto del día con más actividades para los niños, aprovechando el viaje a Hermosillo, pueden seguir a La Burbuja Museo del Niño.  Personalmente me pareció que el Centro Ecológico está mucho más cuidado y conservado.  La Burbuja da la impresión que desde que se abrió en los 90´s no han vuelto a invertir mucho en el cuidado de sus instalaciones.  Algunas de las exhibiciones ya se ven un poco desgastadas e incluso hay otras que ya no funcionan.  Pero la amabilidad y las ganas que le echan los jovencitos que están ahí para explicar el funcionamiento de cada área, compensan lo negativo.

img_2090

Afortunadamente los ojos inocentes de los niños no ven el desgaste y falta de mantenimiento que nosotros los adultos vemos, mi niña lo disfruto mucho y al salir dijo que le había parecido muy lindo museo!  A mí me gusto que aprendió mientras se divertía.

img_2101-1img_2119-1

 

img_2092-1

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: