Uncategorized

Un Legado

Para ser legendario no se tiene que descubrir una ley de la física como Einstein, tampoco tener algún  talento artístico/musical como Picasso o Mozart,  ni deportivo como Pelé o Babe Ruth. Simplemente con hacer bien y con corazón lo que hacemos día a día, podemos con nuestro ejemplo, dejar un legado a nuestros hijos y demás descendencia.

Hoy murió un ser legendario, su legado: ser una ejemplar esposa, mamá, abuela, ama de casa.

Nació hace 94 años en un pequeño pueblito de Sonora, México llamado Cocorit.  Cuando era novia de mi abuelo, él se fue a la segunda guerra mundial.  Pasaron 4 años y todos insistían que lo olvidara, le decían que ya no volvería más.  A pesar de la presión, ella continuó la espera, que bien valió la pena pues su gran amor regresó y se casaron.  Mi abuelo se volvió cónsul de Estados Unidos, lo que los llevo a vivir en varios países.  Pero el mundo no cambió a esa Cocoreña traviesa que se divertía en su pequeño pueblito robando naranjas de los huertos, siempre tuvo esa inocencia, esa gran capacidad de asombro y de poder encontrar lo hermoso en las cosas más sencillas.  Platicar con ella era una delicia, tenía una infinidad de historias maravillosas.  “Imagínate aquella pueblerina en cenas con presidentes y embajadores de todo el mundo” me contó,  “yo estaba acostumbrada a usar ropa sencilla, conservadora, pero cuando vi que en aquellas cenas usaban esos vestidazos, no quise que mi esposo se sintiera avergonzado de mí, me quité la pena, y aguanté la incomodidad de estar apretada de la cintura, y hasta de rojo carmesí me pinté los labios”. Su belleza era la misma por fuera que por dentro ¡muy hermosa! Y aún así, hasta sus últimos años, nunca descuidó su aspecto, siempre muy arregladita y perfumada, con su cabello esponjadito y uñas bien cuidadas.  Gracias por enseñarme la importancia del cuidado de nuestra imagen  y luchar por el matrimonio, acompañando siempre a mi abuelo, haciéndolo sentir orgulloso de llevarla de su brazo.  Y así paso la vida, siempre  del brazo de su viejito, quien permaneció a su lado hasta la hora de su partida.  Gracias por este gran ejemplo de matrimonio que nos muestra que sí existe un para siempre, que con amor se pueden superar todas las adversidades.  Bueno, amor y otra cosa más: Risas

Hace pocos años cuando fui a visitarlos, recostada sobre mi cama una noche antes de dormir,  escuchaba las carcajadas que venían desde su recámara, pensando lo maravilloso que era el hecho de que, a pesar de tener  toda una vida y pasar todos los días juntos, aún tenían motivos por los cuales reír a carcajadas.  Escucharlos era felicidad contagiosa.  Esa noche me quedé dormida con una sonrisa, anhelando, algún día tener la fortuna de poder encontrar a alguien con quien reír hasta que fuéramos viejitos.

El olor a café siempre te despertaba en su casa, dirigiéndote hacia la cocina donde la encontrabas feliz preparando algo rico ¡Era buenísima para cocinar! En cada país que vivió aprendía de su cocina.  Afortunadamente tengo varias de sus recetas, algunas escritas por ella, un tesoro de gran valor para mí.  Gracias, porque al hacer la comida a tu familia cada día, me enseñaste la importancia de preparar los alimentos  usando siempre tu ingrediente secreto: amor.

Llegamos a este mundo sin saber nada, pero afortunadamente existen ángeles como nuestros padres y abuelitos que nos enseñan mucho.  Estoy segura que hasta amar se aprende, y eso lo aprendí de ellos, de mis papás, de mi abuelo y mi abuelita chula.  “¿Qué hacemos con tanto amor que nos tenemos?” me preguntaba cuando era niña “¿qué te parece si lo metemos en frasquitos y lo vendemos?!” me proponía.   ¡Qué suerte la mía de no ser buena para vender! Porque tengo todo ese amor almacenado.

Gracias por ser una gran maestra que con su ejemplo me enseñó a ser la esposa, madre y ama de casa que ahora soy,  inspirándome a continuar tu legado.

Te amo eternamente.

Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s